Laura, madre de tres alumnos:

"Es un método de enseñanza muy dinámico en el que los niños disfrutan e interactúan con otros niños y sus profesores en un idioma que muy rápidamente consideran propio."

Dolores, madre de dos alumnos:

"Me encanta ver la cara de interés de mis hijos en las clases... Y la de sorpresa de mi marido cuando los niños usan el inglés en casa! Para ellos aprender no es estudiar, es vivir en inglés."

Isabel, madre de dos alumnos:

"Con este método, mis hijos están aprendiendo inglés de modo "natural", como cuando empezaron a hablar español: juegos, canciones, repetición de estructuras... Ellos aprenden mientras se divierten y nosotros vemos todo lo que están avanzando."

Juan, padre de una alumna:

"Mi hija disfruta en estas clases y además aprende inglés a una velocidad sorprendente."

Patricia, madre de tres alumnos:

"Gracias a este método mis hijos han aprendido a comunicarse en inglés sin darse cuenta, porque para ellos es un momento de entretenimiento, juego y diversión. Así asimilan el inglés como una parte divertida de sus vidas, no como una clase o una obligación"

Eva, madre de dos alumnos:

"Los niños aprenden sin darse cuenta, para ellos el inglés es sólo el instrumento que les permite poder jugar y divertirse en clase. Me encanta verles en clase, se lo pasan fenomenal y siempre me asombro de sus progresos día a día. Las clases son muy divertidas, para ellos es ir a pasar un buen rato, más que estudiar inglés."

Esmeralda, madre de dos alumnos:

"Mis hijos estudian en colegio francés. Todo el inglés que saben lo han aprendido con Jonathan y su nivel es, en comprensión y expresión, incluso en ocasiones superior al de niños que estudian inglés desde infantil. Estamos encantados con el método y el entusiasmo que ponen en cada clase."

Mercedes, madre de tres alumnos:

"Llevo varios años llevando a mis hijos a las clases de Kidz in Action, el método de enseñanza es innovador, dinámico, y muy divertido, mis hijos acuden encantados a las clases. Su aprendizaje está siendo progresivo. Tengo tres hijos en edades diversas, nueve, siete y cuatro años, y cada uno de ellos ha mejorado su nivel de inglés sin apenas darse de cuenta. Muchas gracias Jonathan y a todo tu equipo por la dedicación, y la pasión que ponéis en vuestro trabajo, este años seguimos de nuevo con vosotros, estamos deseando empezar de nuevo."

Ramon, padre de una alumna:

"El método está muy bien pensado para los niños. Ellos disfrutan durante las clases y se nota lo bien que aprenden"

Laura, madre de tres alumnos:

"Las clases son muy variadas y el equipo muy cercano y preocupado por que los niños se diviertan y estén motivados durante las mismas. Mis hijas van encantadas y desde que entran, se esfuerzan por desenvolverse sólo en inglés. Para ellas ya es algo natural. Valoro especialmente el que cada una de ellas recibe un trato y atención acorde a su personalidad y capacidad de aprendizaje. ¡Ojalá yo hubiese podido aprender inglés como lo están haciendo ellas!"

Bea, madre de una alumna:

"El método de enseñanza es muy ameno y divertido. Mis hijos han adquirido mucha soltura, y han ganado confianza y fluidez con el inglés. Les gusta mucho ir a clase; disfrutan mucho de las actividades"

Cristina, madre de una alumna

"Mi hija está encantada de ir a clase de inglés. Le parece más un juego que una clase. Al aprender el inglés con este método tan dinámico y natural, mi hija se siente cómoda oyendo y hablando inglés".